miércoles, 16 de enero de 2013

"Looks aren't everything. Believe me, I'm a model."


¿Quién dice que el nº 13 da mala suerte?

¡Buenaaaas! ¡Ya 2013! Año nuevo, vida nueva. Es hora de olvidar el pasado y empezar a saborear el presente, aquel que nos acerca cada vez más al futuro.  Vamos a dejar nuestros vicios, vagancias y egoísmos y vamos a empezar a pensar más en los demás y en su bienestar.
Dejemos la hipocresía y seamos coherentes.  Sé que no estamos en terreno inerme, pero eso no significa que vayamos a perder la batalla. Estamos dispuestos a cambiar el mundo; cuanta más personalidad, más seguridad. No importa de dónde vengas, sino adónde vas.


Miremos el mundo con otros ojos.

jueves, 3 de enero de 2013

Te quiero aunque no me quieras


"Quiereme porque te quiero"
no es lo que dice el querer
cuando es querer verdadero.
Las palabras verdaderas
de querer son las que dicen:
"Te quiero aunque no me quieras"


José Bergamín    

sábado, 15 de diciembre de 2012

           Insoportable placer
No pensar en nada
            Envidia sana                                
                               Silencio atronador  
              
                     Hielo abrasador
                                                                                Copia original
  Encontrarse perdido
                                                   Aprendiz de maestro

Claramente confuso
                                                          Cerveza sin alcohol
                    Muerto viviente

                    Casi exacto
                                   Imitación genuina
          Accidente premeditado

                          Pequeño gran hombre
                                                                                Luz oscura
Ir a ningún sitio


A poet in New York

Os dejo un corto que hizo mi hermano hace dos años, a ver qué os parece...


jueves, 13 de diciembre de 2012

Cartas de los lectores



¿CRISIS? DE VALORES.


Estamos en crisis, dicen. Falta dinero, sobran ladrones, dicen. Hemos sido golpeados por una tremenda crisis económica que ha afectado a medio mundo. Más que a medio mundo, nos ha afectado directamente a Occidente. Es decir, Europa y Norte América. Dentro de Europa, los más perjudicados hemos sido una serie de naciones donde incluyo la nuestra, la española. Si no estamos en la primera posición, sin duda ocupamos un lugar en el podio, acompañados por nuestros vecinos mediterráneos, los griegos, y alguna otra.
Ahora viene preguntarnos, ¿por qué a nosotros? Muchos se escudan en que los políticos son unos chorizos corruptos que no piensan mas que en sus propios intereses. Y razón no les falta. Pero, ¿tienen la culpa solo los políticos?
En España nos hemos caracterizado a lo largo de nuestra historia, gloriosa ella, de ser un pueblo fiel y leal, combativo, luchador, y defensor de lo nuestro y de los nuestros. Nuestra estirpe nacional se ha caracterizado por su coraje y su carácter rudo e indómito, donde ante cualquier adversidad afloraba este orgullo y honor, como bien fue a la hora de iniciar la Reconquista, para mantener el Imperio cuando éste empezó a tambalearse, o también, tras la invasión napoleónica en nuestra tierra, donde fueron pasados a cuchillo. Estas son algunas gestas, entre otras muchas.
Ahora bien, todo esto no quita a que hayamos tenido nuestras épocas desoladoras. Bien es verdad, y hay que tenerlo bien presente, que el mayor problema que ha tenido nuestra España a lo largo de su historia, hemos sido los españoles.
Unas veces han sido los políticos, con sus malas gestiones y al haber otorgado preferencia a sus intereses personales, quienes se han encargado de llevar la nación a la mayor debacle y a la quiebra. Pero otras veces, y es a lo que quiero llegar, hemos sido la sociedad en su conjunto, los ciudadanos de a pie, los fulanos, vagos y holgazanes que por no actuar de manera adecuada, hemos colaborado a que nuestra nación se haya inmerso en sus más profundas crisis tanto económicas, como sociales. También se ha dado, que han coincidido las malas gestiones de los políticos que buscan sus propios intereses financieros, con una sociedad vaga, fulana y holgazana, como está sucediendo hoy en día.
Volviendo al panorama actual, y respondiendo a la pregunta anterior, creo conveniente decir, para que la sociedad lo asuma, que no son los políticos los únicos culpables. No los excluyo del problema ni mucho menos, pero la gran culpabilidad la tenemos nosotros. La sociedad, egoísta y holgazana, no quiere ayudar a los de al lado, arrimando el hombro, para conseguir un mejor funcionamiento del ámbito social y económico. Es decir, conseguir un correcto funcionamiento de la nación. Con esfuerzo, y con trabajo.
¿Crisis económica? Me río del dinero. La crisis proviene de una falta de valores enorme. Hoy en día todo se basa en el materialismo. Nos hemos convertido en una sociedad regida por el hedonismo y el narcicismo. Es decir, pensar en uno mismo, y no parar de consumir para satisfacer nuestras propias necesidades. Se ha establecido una nueva religión, que nadie conoce, pero todos ponemos fe ciega en ella, y cuyo Dios de hace llamar Dinero. Nadie trabaja por ayudar a los demás, por hacer sentir al otro bien a cambio de nada. Todo se hace por recibir una recompensa monetaria.
A todo esto, hay que añadirle la notable disminución de las creencias y el distanciamiento que se está dando hacia la fe cristiana, donde sus valores establecidos hacen concordancia con las ideas de ayudar a los demás sin esperar nada a cambio, de formar una familia y trabajar para que tus hijos no carezcan de nada y amarlos por encima de todo, así como a su madre. Amar lo tuyo y a los tuyos.
Esta falta de fe se ve reflejada en las nuevas generaciones de jóvenes, donde gran parte de éstos, se fundamentan en la idea en mente de consumir a toda costa y aprovecharse del trabajo y del esfuerzo de sus padres, sin pensar en un plan de futuro digno. Mínimamente estudiando o trabajando.
Luego son estos los que van a acampar a la Puerta del Sol en plan, Indignados, con sus aifon 5, haciéndose llamar "revolucionarios", donde solo protestan por los porrazos de la policía y berrean cuatro veces pidiendo "¡Democracia Real Ya!" o "Políticos corruptos, bancos chorizos", y demás repertorio.
Hemos perdido el Norte. Carecemos de todos los valores que han sostenido nuestra nación desde siglos atrás, y que ahora mismo harían mejorar el funcionamiento de ésta, con trabajo, esfuerzo y unidad.
Luchemos. Salgamos adelante. Por nuestra España, honrando nuestra historia y manteniendo nuestras culturas y tradiciones, contra toda invasión con intereses corruptos. Por nuestros antepasados, gente noble, ruda y leal que han trabajado estas tierras, para darnos de comer día a día. Y por nuestras familias, las que nos garantizan una vida estable, y a las que deberemos garantizársela en un futuro.
Por lo nuestro. Por los nuestros.

  Anónimo      


People throw rocks at things that shine.